paso a paso para un piel tersa y radiante

Paso a paso para tener una piel tersa y radiante

La piel tersa y luminosa es un signo de juventud, con el paso de tiempo, por tener una rutina de belleza inadecuada, alimentación, falta de sueño, el alcohol, tabaco, falta de hidratación, impurezas y células muertas;  nuestra piel se va opacado y perdiendo ese brillo natural y tersura que poseemos.

Esos son los primeros signos de que nuestra piel esta carente de vitalidad; a estos le incluiremos la descamación en ciertas zonas, aspecto cansado y envejecido.

VITAMINAS PARA UNA PIEL RADIANTE

La clave para un piel tersa es recargarse de vitaminas, la falta de estas muestra una piel apagada, fatigada y con falta de vitalidad. “Recupera tu luz natural”.

Las vitaminas de tu piel protegen, hidratan, regeneran y previenen el envejecimiento, actúan dejando una piel radiante y con vida.

A medida que nuestra piel envejece, dejamos de producir colágeno de manera natural, debido a ello la piel se vuelve menos elástica y tiende “a caer”. Las cremas antioxidantes ricas en vitaminas previenen la flacidez en la piel.

Para recuperar este brillo y tersura es muy importante que comiences a tener (si no las tienes ya) unas rutinas de belleza diarias que al incorporarlas a otros hábitos, que te iremos comentando a lo largo del post. Te servirán para que consigas lucir una piel mucho más joven y luminosa.

consejos para una piel tersa y radiante

Lo primero para conseguir estos efectos en nuestra piel, es producirlos de dentro hacia fuera; es decir incorporando a nuestra dieta el uso de alimentos ricos en vitamina C y vitamina E entre otras, y el uso de los cosméticos adecuados:

Que contengan Vitamina C: Crema Oxidance de Keenwell, Crema Elastin de Agave.

Contienen Vitamina E: Ginkgo Biloba de Yiubell, Crema Aloe y Serum Aloe de Laboratorios S&S.

Que aporten vitalidad: Crema Jalea Real y Serum Jalea Real de Keenwell

RUTINA DE BELLEZA PARA PIEL TERSA E ILUMINADA

Una regla básica es una buena limpieza diaria utilizando una buena leche limpiadora aplicándola sobre la piel seca y masajeándola con movimientos circulares para eliminar los restos de maquillaje o suciedad de la piel; en caso de que utilices un gel limpiador se aplicara sobre la piel mojada, una vez masajeado retirar con una toalla húmeda o agua tibia.

Evita el uso de toallitas limpiadoras o desmaquillantes ya que estas no limpian, si no que mueven la suciedad en nuestra piel. Este paso debes realizarlo dos veces al día mañana y noche.

Paso a paso

Utiliza un tónico o agua (tipo agua de rosas, romero (efecto antioxidante), lavanda de Agave o similar); hazlo mojando un disco de algodón y aplícalo con pequeños toques, o también puedes pulverizarlo sobre el rostro. Este paso también debes hacerlo dos veces al día, mañana y noche.

Sigue con el uso de un serum o aceite (si tienes la piel seca o deshidratada) en escote cuello y rostro con movimientos ascendentes.

El contorno de ojos aplícalo a pequeños toquecitos, haciendo un tecleo con las yemas de los dedos, si tienes bolsa haz un pequeño masaje de fuera hacia dentro para que nos ayude a drenar y masajea si tienes las arruguitas conocidas como pata de gallo.

antes y despues tratamiento iluminador

Crema hidratante que se nos adecue a nuestra piel, aplícala de escote a frente en sentido ascendente y del centro del rostro a los extremos con movimientos circulares y una pantalla solar para el día.

Por la noche

En cuanto al producto que puedes utilizar de noche te aconsejamos que después de limpiar y tonificar la piel apliques un serum o aceite si tenemos la piel muy seca ya que por la noche nuestra piel esta mas receptiva y asimila mejor los activos y una crema hidratante o nutritiva dependiendo de la necesidad de nuestra piel o el ginkgo biloba.

Muy importe es aplicarnos una hidratante antes del maquillaje, aparte de hidratarnos, haremos efecto barrera evitando ensuciar nuestra piel y el maquillaje tendrá mejor fijación y durabilidad.

Incluye en tu rutina de belleza un peeling (Peeling iluminador Vitamina C de Keenwell) y una mascarilla iluminadora en formato de tissue (Mascarilla Iluminadora con Vitamina C de Iroha) o en formato crema como la Multivit o de acción desintoxicante (Crema Biome Care), ambas de Ainhoa Cosmetics, un par de veces al mes.

También aconsejamos que te realices en tu centro de estética un tratamiento con oxigenoterapia ya que aportan múltiples beneficios en tu piel, entre ellos:

  • Aporta firmeza
  • Estimula la producción de colágeno
  • Reduce arrugas
  • Piel hidratada, tersa y luminosa
  • Mejora la apariencia de las manchas

Este tipo de tratamientos hace que tu piel luzca revitalizada y reluciente, es muy importante oxigenar nuestra piel, ya que las pieles asfixiadas lucen apagadas y de aspecto mate.

Nuestra esteticista nos aconsejara el numero de sesiones que necesitaremos en función de como se encuentre nuestra piel.

ALIMENTACIÓN PARA UNA PIEL ILUMINADA

alimentacion de la piel iluminacion tersura

Como hemos comentado anteriormente, la alimentación juega un papel muy importante en la forma en la que luce tu piel. A continuación, te aconsejo unos alimentos ricos en vitaminas que puedes incorporar a tu dieta diaria:

  – Salmón: Contiene omega 3 que favorecen la hidratación y reduce las arrugas.

  – Huevos: Ricos en zinc, mejora el buen estado de la piel y favorece la renovación celular.

  – Pimientos: Tiene alto contenido en vitamina C, favorece la producción de colágeno.

Almendras: Ricas en vitamina E, protegen la piel de las agresiones externas.

  – Aguacate: Alto contenido en vitamina E y vitamina C favorece la producción de colágeno.

  – Té verde: Rico en las vitaminas A, D, E, C, B, B5, H, K y minerales gran poder antioxidante que protege nuestra piel de los agentes externos, retrasa en envejecimiento celular.

No olvides nunca que beber al menos 2 litros de agua e incluyendo algo de ejercicio; ya que esta mejora la circulación sanguínea y te ayuda a oxigenar los tejidos. Al sudar estas ayudando a tu piel a eliminar toxinas, suciedad, puntos negros y acné, dejándonos una piel mas limpia y luminosa.

Cuando estés dándote una ducha, cambia a agua fría al menos durante al menos unos 30 segundos, el agua fría te ayuda a aumentar el flujo sanguíneo, ayuda a minimizar los poros, activa la producción de colágeno y elastina; además de reafirmar y tonificar tu piel.

Toma el sol de manera segura utilizando protectores solares, hazlo durante unos 15-20 minutos al día, ya que el aporte de vitamina D mejora tus niveles de energía te ayudan a mejorar el humor y liberar endorfinas.

¿Te ha gustado este artículo?, ¿conoces algún truquito que quieras compartir?, nos encantara leerlo en la sección de comentarios.

Compartir esta publicacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.