Caliente

BB Cream Magic 02

13,95

Stage Line

Crema color con 6 efectos en 1 solo producto:

HIDRATA + NUTRE + UNIFICA + MIMETIZA +ILUMINA + PROTEGE

Disponible en 2 tonos:

 bb cream magic crema con color stage line 02

CAPACIDAD: 30 ml.

Availability: 2 disponibles SKU: 512319892 Categorías: , , Etiquetas: ,
  • Descripción
  • Valoraciones (0)
  • Ingredientes

Descripción

BB CREAM MAGIC 02

SPF 30

BB Cream Magic, crema con color con 6 efectos en 1 solo producto:

HIDRATA + NUTRE + UNIFICA + MIMETIZA +ILUMINA + PROTEGE

Gracias a su contenido en Aloe Vera, Manteca de Karité, Extracto de Avena y Aceite de Argán.

Formulada con pigmentos minerales encapsulados en polímeros naturales que se liberan y activan su color al aplicarse sobre la piel mimetizando perfectamente cualquier fototipo. Resistencia media. Oil Free. SPF 30.  Para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles.

Se aplica como si fuera una crema. Muy poco poder de cobertura. Efecto muy natural, ligeramente satinado.

Aplicar con la punta de los dedos por todo el rostro y cuello hasta que quede bien extendido.

FORMATO:
Tubo de 30 ml.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.


Sé el primero en valorar “BB Cream Magic 02”

Pigmentos encapsulados: Mezcla de pigmentos de origen mineral, a base de dióxido de titanio y óxidos de hierro, que aportan color y luminosidad a la piel. Se consigue un efecto de uniformidad de tono sin dar lugar a un acabado de maquillaje convencional. El recubrimiento de estos pigmentos está hecho a base de polímeros de origen vegetal (azúcares), respetando las propiedades físicas y químicas de la piel. Estos azúcares se funden al aplicar el producto sobre la piel, liberándose los pigmentos que aportan coloración.

Extracto de avena: Es el ingrediente mayoritario de la mezcla. Rico en ácido linoléico. Contribuye a la consecución de una homeostasis idónea de la piel, gracias a su participación en la formación de la barrera de la piel. Aporta un efecto suavizante. Propiedades bloqueantes de la histamina por lo que ejerce una función antiirritante.

Manteca de Karité: Emoliente y suavizante. Contiene ácidos grasos saturados e insaturados, ácido oleico, vitamina E, provitamina A (retinol), alantoína y fitosteroles (esteroles de origen vegetal básicos en la estructura de la barrera epitelial).

Aceite de Argan: Aceite con actividad específica sobre la cicatrización de heridas. Contiene antioxidantes, ácidos grasos esenciales, esteroles y polifenoles. Todas estas sustancias tienen un papel importante en el proceso de cicatrización.

Alantoína: Actúa directamente sobre la regeneración celular de la dermis. También ejerce un efecto hidratante por su capacidad de retención de agua.

Bisabolol: Utilizado hace cientos de años en productos cosméticos por sus demostradas propiedades cicatrizantes. Se le atribuye al Bisabolol propiedades antiirritantes, antiinflamatorias y antimicrobianas. También se ha demostrado que tiene la capacidad de favorecer la absorción percutánea de ciertas moléculas. Es el principal activo constituyente del aceite y el extracto de manzanilla.

Aloe Vera: Extracto vegetal conteniendo altas concentraciones de azucares y sales que le confieren una actividad hidratante y regeneradora de la piel. Fortalece la capa externa de la piel por su actividad regeneradora y con ello le confiere protección frente a los agentes externos y permite obtener un grado de hidratación óptimo.

Symsitive: Pentylene Glycol, 4-t-Butylcyclohexanol. Regula la actividad del neuroreceptor TRPV1, restaurando rápidamente el flujo de iones calcio a niveles normales. Esto proporciona una reducción de la sensibilidad de la piel al picor y al dolor, preparándola frente a la agresión de agentes externos que afectan directamente sobre el sistema nervioso receptor del sentido del tacto.

Pantenol: Provitamina B5. Implicado directamente en el proceso de regeneración de la piel. Mejora la hidratación, reduce la sensación de escozor y la inflamación de la piel y acelera y mejora la cicatrización de pequeñas heridas debidas a situaciones de stress de la piel.

Filtros solares físicos y químicos: La combinación de filtros solares físicos y químicos permite alcanzar un valor de SPF de 30, que es un nivel elevado de protección frente a las radiaciones UV. Además se consigue que del valor total del SPF, una tercera parte corresponda a la protección frente a las radiaciones UVA, tal como exige la normativa actual. A parte de ser una exigencia de la normativa de productos solares, también se justifica por la necesidad de combatir la demostrada agresividad de las radiaciones UVA, más energéticas que las UVB, y que a pesar de no ser las causantes del enrojecimiento y quemaduras, debido a su poder de penetración interaccionan con las células de capas más internas de la piel provocando daño celular y envejecimiento prematuro.

También te recomendamos…