Limpiador facial

Un limpiador facial es una herramienta imprescindible en tu rutina de belleza diaria. Es un producto que tiene como función primordial eliminar cualquier tipo de impureza de tu cutis, dejándolo totalmente impecable para aplicar otro tratamiento de belleza.

Muchas mujeres adquirimos como rutina diaria el maquillarnos por las mañanas, día tras día. Esto puede resultar algo peligroso para la piel si no ponemos especial atención en los productos que utilizamos y si no realizamoscada noche una buena limpieza de cutis.

¿Por qué incluir un limpiador en tu rutina de limpieza facial?

A diario estamos expuestos a elementos sucios o contaminados que pueden aterrizar en nuestra cara, posicionándose en los poros. Por esto es de vital importancia que en tu rutina de limpieza facial diaria incluyas un buen limpiador facial.

Este tipo tratamiento facial va a eliminar totalmente las impurezas de los poros de tu piel pero además le va a brindar a tu cutis la protección y cuidado que realmente merece.

Para seleccionar el limpiador facial que más se adecúe a tu tipo de cutis y a tus preferencias, debes probar las diversas opciones y quedarte con la que te sientas más a gusto. En este sentido, encontrarás limpiadores faciales tipo loción o tipo mascarilla, ambos beneficiosos y útiles en una buena limpieza facial.

Un tratamiento facial imprescindible

La crema facial, como las hidratantes o exfoliantes, son muy importantes, pero el limpiador de cutis lo es mucho más. Te hacemos una lista de por qué es imprescindible:

✓ Limpia el rostro

✓Elimina los restos de cualquier tipo de maquillaje

✓ Hace desaparecer la polución y al suciedad

✓ Purifica la pie, dejándola más limpia y sana

✓ Reduce el exceso de sebo que se va formando en la piel

✓ No son productos que engrasan y son libres de aceites y jabones

✓ Suelen ser compatibles con tratamiento anti-acné

¿Cómo realizar una limpieza de cutis?

Recuerda: la limpieza de cutis es absolutamente necesaria. Dicho esto, memorialos siguientes pasos que te contamos para hacerlo correctamente:

Humedece el rostro con agua tibia. Es importante que no esté demasiado caliente, pero tampoco que esté helada.

Coge tu limpiador facial, siempre debes usar uno en función del tipo de piel que tengas. No es lo mismo tener la piel grasa, que seca, etc.

Vierte una pequeña cantidad del tamaño de una nuez en la palma de la mano y frótalo levemente para extenderlo.

Extiéndelo por todo el rostro, haciendo movimientos circulares y suaves. Empieza por la zona de la nariz y ve hacia el exterior del rostro.

✓ En la zona de los ojos deberás evitarlo, ya que hay  productos específicos para el contorno de los ojos.

✓ Debes insistir más en esas zonas de la cara con poros, como la nariz o la frente, que es donde mayor suciedad y grasa se acumula.

Aclara con abundante agua para que no queden restos del limpiador de cutis.

Seca con una toalla. Debes hacerlo siempre con toques suaves, sin arrastrar la toalla para evitar que se irrite o se enrojezca el rostro.

Confía en Cosméticos Beauty para realizar tu tratamiento de belleza. Tenemos todo tipo de productos, para el rostro, el cuerpo, las manos y los pies. También para realizar la técnica de la aromaterapia.